Suneung, el examen más difícil del mundo

Suneung

Suneung

El día más esperado por los surcoreanos es el Suneung, día que, curiosamente, no tiene nada de festivo, ni se trata de un día nacional, pero aún así se logra paralizar el país entero por varias horas, siendo un día que puede definir el futuro de una el zona punto persona. Se trata del examen de aptitud académica que decidirá a cuáles universidades podrán aplicar, lo que inmediatamente definirá también qué tipo de trabajos tendrán en el futuro.

Ya hemos hablado sobre las reglas absurdas en los colegios de corea del sur, así como de sus características básicas. Pero centrémonos ahora de su punto más crítico, las infernales jornadas de estudio. Normalmente para tomar el Suneung se estudia entre 3 a 12 años, y por si fuera poco, si llegas a fallar debes estudiar un año más. 

Esta es una de las cosas que demuestra cómo en Corea del Sur es tan importante el estatus, la perfección y el esfuerzo, si eres del tipo al que le cuesta estudiar, y naces en Corea del Sur, puedes irte preparando para el peor tipo de estrés escolar. Y es que solo para notar qué tan extremo es esto, podemos mencionar a los estudiantes (que son mayoría) que suelen estudiar hasta 20 horas al día, de forma continua, ¿en qué momento duermen? Bueno, por ahí tienen está frase que dice «las personas exitosas no duermen más de 3 horas al día».

Esto nos quiere decir que los estudiantes en Corea del Sur se desviven por este examen, es tan importante para su futuro las fechas cercanas al Suneung suele aumentar la tasa de suicidios, así como el bullying. Todos están eternamente estresados, con apenas unas horas de sueño, si es que acaso durmieron, y la incertidumbre de si acaso tendrán que pasar un año más viviendo de esa manera tan terrible. 

 

La presión social

La razón por la que este examen llega a ser enfermizamente importante en la vida de los surcoreanos es debido a la presión social que reciben constantemente. 

Lo usual en otros países es que te digan cosas como «no serás exitoso si no estudias» o «solo los vagos no van a la universidad» o cosas por el estilo, además claro, de la dificultad para conseguir ciertos empleos, pero aún así, muchos llegan a conseguir buenos trabajos, o incluso abrir sus empresas sin haber estado en la universidad, o sin haberla terminado. Sin embargo, en el caso de Corea del Sur el no estudiar, a menos de que seas hijo de alguien rico, es directamente un suicidio social. 

Nadie quiere estar con alguien que está por debajo de su estatus, al buscar pareja el cómo respondas «cuánto ganas» es sumamente importante, sin importar que tan bien se lleven, y claro, el rechazo familiar suele estar presente. El no dar «tu parte» para la sociedad en la que vives prácticamente te convierte en un «parásito» a ojos de muchos, lo cual es sumamente deprimente. 

Por supuesto, existen muchas personas en Corea del Sur que son exitosas aunque no tengan estudios superiores, o una especialidad, pero son invisibilizados, para que no sean tomados de ejemplo. Cosa contraria a lo que ocurre en occidente, dónde leer sobre grandes empresarios que abandonaron la universidad, o ni siquiera fueron es algo común, y son vistos como una meta, alguien inspirador. 

 

La belleza, la riqueza y el estudio

En Corea del Sur la sociedad espera que tenga uno de estos, cosa que también es común en cualquier otro país, pero en este en particular suele ir más lejos. 

Ya discutimos en este post cómo la presión social suele llevar a los surcoreanos a hacerse cientos de cirugías estéticas sin importar el género, ni la edad, pues es común ver a cualquiera mayor de 15 o 16 años tener una cirugía de doble párpado o incluso más. Aunque falta mencionar algo extra, y es que si no cumples los estándares de belleza, se espera que cumplas los de estudio, por lo que es común que las personas les digan a otras directamente «si no puedes verte mejor, al menos estudia». 

Y claro, el ser hijo de alguien rico te salva en su mayor parte de estas otras dos, pero aún así es común que gasten ese dinero en cirugías si no entran en los estándares de belleza, así como hay padres que quieren que igualmente sus hijos se enfoquen en el estudio. 

Suneung

La comunidad

La única parte buena que podemos mencionar en todo esto, es el claro ejemplos de Corea del Sur cómo comunidad, ya que al saber que es un día sumamente importante para los estudiantes, y sabiendo que están sumamente estresados, apurados e incluso deprimidos, desde el día anterior en la noche quedan completamente prohibidos cualquier tipo de sonido, cómo música, gente discutiendo, o incluso niños llorando, para no distraer o molestar a los estudiantes.

Así mismo, al día siguiente se espera que todo lo que no sea un centro educativo quedé completamente cerrado, con las personas llegando un par de horas más tarde de lo usual, y todo tipo de servicio detenido, hasta que ya la hora de ingreso haya pasado, o incluso después de eso. Todo esto con el fin de que bajo ninguna circunstancia lleguen tarde, incluso puedes llamar a la policía para que te escolten hasta la institución si por alguna razón se le llega a hacer tarde. 

Con esto no se soluciona todo el desgaste mental que estos estudiantes llevan soportando tanto tiempo, pero al menos tendrán la seguridad de que no habrá nada en ese día que los coloque de peor humor. Por último, la gran mayoría de padres y familiares, sean o no religiosos, suelen tomarse un momento para pedir por la fortuna de sus hijos, para que rindan bien el examen.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!