Los baños termales en Japón, Onsen y Sento

Los Onsen

Onsen

Los Onsen son los famosos baños de aguas termales en Japón, que se toman en forma de “baño vecinal”, pues compartes el espacio del baño con más personas, todos completamente desnudos. 

Esto puede sonar un poco extremo, raro o desvergonzado para varios extranjeros, sin embargo, recordemos que los japoneses son sumamente respetuosos (en su mayoría), y realmente a nadie allí le importa tu cuerpo, ellos ya están acostumbrados, y ningún cuerpo es perfecto.

Algunos extranjeros pueden llegar a imaginar a los Onsen como una especie de playa nudista, cosa muy lejos de la realidad. Para empezar, los Onsen se dividen casi siempre por el sexo (biológico), e incluso están prohibidos por ley los Onsen mixtos en ciertas prefecturas de Japón, como Tokio, por ejemplo.

 

Algunos problemas para ingresar a los Onsen

Ciertas personas pueden tener problemas para entrar, o sentirse cómodas en este ambiente, tanto por las reglas de Japón, como por la propia mentalidad de los japoneses. Como he mencionado anteriormente en los estereotipos comunes de Japón, no es porque sean de forma directa racistas o algo por el estilo, sino que ha pasado relativamente poco desde que se abrieron al resto del mundo, por lo que los extranjeros siguen siendo algo “nuevo”, sobre todo si visitas las zonas menos turísticas.

 

El problema de las personas trans

Eso sí, ten en cuenta que al ser baños nudistas, un travesti o un transgénero no puede ingresar al baño con el que se siente identificado, sino que será enviado al baño que corresponda con su sexo biológico, ya que obviamente, muchas personas pueden sentirse incómodas con la presencia de alguien del sexo opuesto en un lugar destinado a la desnudez. 

Por esto, si una persona trans quiere entrar a un Onsen sin ser discriminado, lo recomendable es que vaya a un Onsen mixto, o uno privado, para que comparta con sus amigos, pareja o en solitario. 

 

El problema de los tatuajes

Seguramente ya lo habrás leído o escuchado por ahí, pero los tatuajes aún son muy mal vistos en Japón, tanto así, que la mayoría de Onsen tienen la entrada prohibida a las personas que los tengan.

En caso de que tengas tatuajes, así sean pequeños, lo recomendable es que busques específicamente Onsen que los acepten, o que directamente vayas a uno privado. 

Esto es debido a la conexión de los tatuajes con la delincuencia, que está más marcada en Japón que en otros sitios, debido al uso que les dan las mafias japonesas, conocidos también como Yakuza.

Lo bueno en este caso, es que poco a poco se está cambiando la percepción de los japoneses gracias al constante flujo de turistas, sobre todo en los últimos juegos olímpicos, en los que llegaron visitantes de todas partes del mundo. 

Pero claro, aun así falta mucho para que los tatuajes dejen de ser considerados un problema, y se acepten abiertamente en lugares como el Onsen.

 

Tipos de baños termales

Los Onsen no son los únicos tipos de baños termales, pues, naturales o no, puedes encontrar de todos los gustos, así como algunos más económicos que otros. 

Los baños más comunes son:

Onsen

El Sento

Si bien la particularidad de los Onsen es el hecho de que sean aguas termales naturales, también existe la posibilidad de ir a una versión artificial de la misma.

Los Sento nacieron por la necesidad de los japoneses de tener un baño, sin el costo de tener uno en cada casa. Al tener baños vecinales podían cumplir estas condiciones, y además, ser un lugar y momentos idóneos para conversar y compartir información sobre lo que ocurría en los pueblos, o incluso más allá.

Pronto el Sento se hizo parte de la vida de los japoneses, ayudándolos a entablar conversaciones y relaciones amistosas, en un ambiente que no podría conseguir de otra forma, ya que al estar desnudos, no queda nada más por ocultar.

Hoy en día ya no tienen tanto uso como antes, pues al tener cada casa su propio baño, las personas solo van cuando quieren relajarse un poco, cosa que no ocurre todos los días, tomándolo más como una actividad de una vez al mes, para bajar el estrés. 

 

El Rotenburo

Este es otro tipo de baño terminal natural, básicamente, es un Onsen, pero en el exterior. Son particularmente famosos gracias a la vista que puede disfrutarse durante el baño, cosa que no se logra en un Onsen, siendo en un lugar cerrado.

Es común elegirlo para las vacaciones, en lugares turísticos que van más para el lado tradicional de Japón. Es una experiencia increíble donde incluso puedes probarte un Yukata luego del baño.

 

Ashiyu

El menos conocido, pero también bueno, baño de pies.

Por supuesto, las aguas termales deben terminar en algún sitio. Alrededor de los onsen, suele haber pequeños ríos de las mismas aguas termales, que apenas logran cubrir los pies, llegando a la rodilla en el mejor de los casos. Al lado de estos ríos, suele haber bancos, para que las personas puedan meter sus pies en el río.

Estos lugares no están controlados como los Onsen u otros, ya que el río es algo que cualquiera puede usar, y no requiere un baño completo como los demás.

 

¿Qué hacer en el Onsen?

Si es tu primera vez en uno, es común sentirse un poco nerviosos, ya que en la cultura occidental está mal vista la desnudes. No te dejes llevar por estos pensamientos, pues pueden privarte de buenas experiencias.

Lo primero que debes hacer es asegurarte de entrar al lado correcto. Aun  si no sabes Kanji, o incluso inglés básico, los baños suelen estar siempre divididos por una cortina de color roja para las mujeres, y azul para los hombres. De esta forma hasta un niño pequeño puede saber fácilmente cuál es cuál.

Al entrar, hay vestidores con casilleros de alquiler, donde deberás quitarte toda la ropa, dejando atrás las vergüenzas. Siempre ten presente que a esas personas no les importa cómo te ves, nadie va a quedarse viendo tu cuerpo, si acaso se quedarán viendo tu cara si eres claramente extranjero en algún lugar poco turístico, pero esto solo serán unos segundos, si es que lo hacen, ya que se toman muy en serio el no incomodar a otros.

Es recomendable llevar tu propia toalla, ya que muchos Onsen no las dan, sino que las alquilan o venden. También puedes llevar tus propios productos, como el champú y el jabón, pues aunque siempre hay adentro, algunas personas prefieren sus marcas favoritas en todo momento.

Recuerda siempre que lo más importante es bañarte antes de entrar al agua. La limpieza es sumamente importante, el agua termal es utilizada por todos, y ten por seguro de que se van a molestar si llegas a ensuciarla al querer entrar sin darte una ducha primero.

Por último, relájate. Intenta hablar con la gente alrededor si conoces japonés o inténtalo en inglés, normalmente en este tipo de lugares los japoneses suelen ser muy amigables, por lo que las conversaciones son fáciles de llevar.

Como consejo final, ni se te ocurra quedarte dormido en el agua, por más relajante que sea, y no te obligues a estar mucho tiempo allí, ya que el agua caliente puede hacer mal si te expones por un largo rato. Puedes salir un momento, echarte un poco de agua al clima o fría para bajar la temperatura, y volver a entrar sin ningún problema.

Ninguna Respuesta

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!