Lugares extraños de Corea del Sur

Lugares extraños de Corea del Sur

 

Corea del Sur es sin dudas un país que ofrece muchos lugares donde vacacionar, ya sea por su historia, su arte, su cultura, o la belleza de la naturaleza. Pero, en esta ocasión dejaremos de lado los puntos clásicos de turismo, y nos iremos por los lugares extraños de Corea del Sur, lugares que muchos coreanos ni se imaginan, y que nos revelan el gran contraste que existe en este país y sus ciudadanos.

 

Loveland de Jeju

Lugares extraños de Corea del Sur

Comenzamos con un dato para los fans del famoso Juego del Calamar. La isla Jeju, mencionada por uno de sus personajes a punto de morir, como una isla paradisiaca, que fácilmente era confundida con una isla de Hawái, es tan particular que tiene dos grandes atracciones. 

La primera, Loveland, es un parque temático erótico, siendo el más grande y diverso del mundo. Durante todo el recorrido de este parque, abundan estatuas con miles de poses sexuales, de las cuales, algunas son interactivas, como una especie de Kamasutra coreano.

Por supuesto, este parque no fue construido con el único propósito de incitar el morbo, sino que es un santuario de todo lo relacionado con esto, impartiendo por todo el parque la educación sexual de forma completa, y sin ninguna restricción por su personal calificado, sexólogos, psicólogos, ginecólogos… Si eres de las personas que quieren saberlo todo sobre su cuerpo, tiene algunas dudas, o simplemente le gusta el morbo de ir a ver esculturas sexuales, este lugar es perfecto para ti.

Podrás encontrar todo tipo de tiendas dentro de este parque, así como de personas, además, debido a las costumbres coreanas, que en este caso llegan a ser un poco como las japonesas, las personas allí no te molestaran, ni te harán sentir incómodo, simplemente ve con tu pareja, solo, o con amigos, y disfruta de la atracción.

 

El castillo de cristal de Jeju

lugares extraños de corea del sur

La otra gran atracción turística de la isla Jeju, es el castillo de cristal de Jeju que, más que ser un castillo y ya, es un parque temático de esculturas de vidrio, donde podrás encontrar todo tipo de animales, plantas, personas, comida, y cualquier cosa que se te ocurra, de vidrio. Es sin duda alguna una gran muestra del talento artesano de Corea del Sur.

 

Yongma Land

lugares extraños de corea del sur

Todos hemos visto alguna fotografía de un parque abandonado, repleto de vegetación y sombras, y más de uno hemos querido recorrer esos lugares hermosos y tenebrosos, pero lamentablemente, estos sitios suelen tener un acceso muy difícil. En el caso de Corea del Sur, nos ahorran la tarea de buscar una ruta para un viaje de este estilo, pues ellos tienen el Yongma Land, su propio parque abandonado, que se ha dejado llegar al estado en que está casi apropósito.

Puedes pagar para ser llevado hasta allá, así como dar un poco más de dinero para que enciendan las luces, que aún funcionan a medias, para crear un ambiente espectacular. Sus atracciones ya no funcionan, o existen, pero el solo recorrer el parque es una gran experiencia inolvidable, como sacada de un cuento de hadas, o uno de horror, dependiendo de cómo lo veas.

 

Haesindang Park, el parque de penes

lugares extraños de corea del sur

Uno de los parques más controversiales, para los extranjeros, por estar al aire libre, sin casi ninguna restricción, e incluso las pocas que hay, como el que los niños tengan prohibido el paso, se les permita durante los rituales, sin que esto llegue a convertirse en algo morboso para ellos.

Recordemos que Corea del Sur es un país que celebra y honra la fertilidad, razón por la cual este parque suele ser más frecuentado por parejas que desean concebir, o personas mayores que desean nietos. En este caso, la razón de su existencia se debe a una leyenda relacionada con el matrimonio y el esperma derramado.

Su leyenda cuenta que, en el día de su boda, una joven y bella mujer estaba a punto de ir a casarse, cuando una gran tormenta se ocasionó, provocando su muerte por ahogamiento, en medio de un lago. Todos entristecieron por esta noticia, pero lo que más les dolía y molestaba, era el hecho de que desde ese día, todos los peces parecían haber desaparecido, pasando días sin pescar.

Esto fue una grave, pero corta crisis para los pueblerinos, que dependían de la pesca para alimentarse, y sobrevivir. Esto se convirtió en un caos, en el cual los del pueblo llegaron a pensar que pronto morirían de hambre, pero, cierto día, un hombre derramó esperma en las aguas. Al día siguiente, los peces habían muerto.

Esto fue tomado como el acto que logró calmar el espíritu de la joven virgen, que no pudo cumplir su propósito de casarse, convirtiéndose en una Gwishin, o fantasma coreano. Por suerte para todos, esto se resolvió, y desde entonces se construyen estatuas con esta forma, para rendir culto a su fantasma.

 

Jeonju

lugares extraños de corea del sur

Dejando de lado las extravagancias, terminamos el paraíso para los amantes de la cultura coreana, puesto que este lugar es un famoso pueblo tradicional, con casas, tradiciones, ropas, y más, iguales a las de siglos pasados. Es el lugar perfecto para extranjeros, y para los propios coreanos, que quieren adentrarse por completo en su cultura. 

Lo “malo”, es que definitivamente tienes que aprender a comunicarte en coreano, ya que a ningún residente de este pueblo le interesa aprender inglés, probablemente, no haya ni una sola persona que lo hable y pueda entenderte. A pesar de esto, se abrió al público extranjero desde 2011, por lo que no tendrán ningún problema en recibirte, mientras te esfuerces por hacerte entender.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!