El festival Hanami en Japón

El festival Hanami, Japón

El festival Hanami

El festival Hanami representa la llegada de la primavera a Japón, es un momento de cambios, de armonía y, por supuesto, de amor. La abundancia y la fertilidad que trae consigo esta estación es celebrada en todo el mundo, sin embargo, en Japón le dan un uso más específico.

Un festival dedicado a ver florecer los árboles de Sakura, el eterno sello de Japón, tan importante y antiguo en su cultura, que cuenta con su propia leyenda sobre el amor más puro

 

¿Qué es Hanami?

Hanami (花見) significa literalmente “ver flores”, ya que se compone de los kanjis “hana” (花) que se refiere a “flor” o “flores” y “miru” (見) que quiere decir “ver” y “mirar”. 

Se trata de una tradición milenaria, que busca enaltecer y celebrar la belleza de la naturaleza misma, dejando de lado las distintas creencias religiosas, para simplemente admirar el renacimiento de la vida.

 

¿Cuándo tiene lugar el festival de Hanami en Japón?

Algo curioso de este festival, es que no tiene una fecha establecida como ocurre con la mayoría de las celebraciones de cualquier país, por el contrario, se basa en el momento en que florecen los árboles de Sakura, por lo que puede tardar unos días más que el año anterior o llegar antes.

Aun así, se celebra entre los meses de mayo y abril, siendo este el inicio de la primavera.

 

¿Cómo se celebra el festival Hanami?

El festival de Hanami se trata principalmente de la simple admiración por la naturaleza, apreciar la belleza de los Sakura, caminar por las calles de Japón cubiertas de pétalos rosas, hacer pícnics cerca de ellos, y tomar un momento para la reflexión, para abrirse a los cambios y disfrutar de lo natural.

Sin embargo, desde que Japón quitó las prohibiciones de beber en público, el festival se ha ido convirtiendo poco a poco en algo más “divertido”, con fiestas y reuniones de amigos para terminar incontables botellas de sake mientras se divierten en karaokes, clubes, y muchos otros. 

Esto no es algo malo, por supuesto, de hecho, por esta razón es que ha aumentado tanto el turismo de Japón durante esta época del año, ya que los extranjeros se suelen sentir más atraídos por las fiestas y los fuegos artificiales que por las tradiciones de contemplación a la madre tierra.

Ya sea que celebres el Hanami, o hagas Hanami, es decir, si vas de fiesta, o si te quedas celebrando la primavera, una muy buena opción siempre será el vestir el famoso Yukata, para completar la experiencia de un pequeño viaje a Japón.

Festival Hanami

¿Cómo nació esta festividad?

La importancia del árbol de Sakura fue tan reconocida desde hace siglos atrás, que era, y sigue siendo, considerado un árbol sagrado. Un árbol que los dioses usaban como medio para mostrar su poder, guiando de esta forma, a los ciudadanos japoneses.

Resulta que los árboles de Sakura florecen en el mejor momento para comenzar la siembra, sobre todo el de arroz, por lo cual los agricultores lo usaron durante siglos como una especie de calendario.

Fue gracias a esto que podían asegurar buenas cosechas (siempre y cuando no intervinieran eventos externos, como los desastres naturales). Logrando así, dar paso a la festividad que nació como un agradecimiento a la naturaleza y los dioses por prestarles su ayuda.

Aunque, al final este festival perdió todo vínculo religioso con el tiempo, convirtiéndose en una celebración y admiración por la naturaleza, practicado de esta forma primeramente, por las clases altas, que podían permitirse tomar esto como una festividad formal, más allá de ser el inicio del trabajo de los agricultores.

 

La primavera en otras culturas

Todos los países que cuentan con las cuatro estaciones, tienen su propia forma de celebrar la llegada de la primavera. 

Muchas veces estas celebraciones o festivales se desligan poco a poco de su propósito inicial, por lo que hoy en día, quienes celebran estos días festivos ni siquiera son conscientes del origen de este, simplemente disfrutan de las fiestas. 

Algunos países incluso van haciendo de estos días algo menos importante, dejando sus tradiciones completamente de lado. Esto, de hecho, no es algo que podamos señalar como malo, ya que la sociedad y su cultura siempre están en constante cambio, es solo que cuando hablamos de países como Japón, esto se convierte en algo un tanto impensable.

Pero, por supuesto, Japón no es el único que mantiene sus tradiciones.

Tenemos festivales como el Holi, del norte de la India, también conocido como el festival más colorido del mundo. Y con mucha razón, pues se trata de un festival donde todos se arrojan polvos de colores entre sí, manchando sus ropas y piel, para conmemorar los distintos colores y matices de la primavera.

También está la celebración de la primavera en Teotihuacán, en México, donde cientos de personas suben su pirámide de 360 escalones, vestidos de blanco, para llegar a sus “portales de energía” levantar los brazos, y disfrutar del calor y la energía.

Y cómo olvidar al Año Nuevo Chino, que llega justamente en la primavera, siendo el primer mes lunar. Esta celebración toma tanta importancia como lo es el Año Nuevo en occidente. Una celebración enorme, llena de fuegos artificiales, espectáculos, fiestas y más.

Como podemos ver la primavera es celebrada en cada parte del mundo de forma distinta, pero en el fondo, lo que se busca es celebrar la vida, la naturaleza, los cambios y la abundancia. Después de todo, la primavera es la estación más próspera para la humanidad desde sus principios como especie.

Ninguna Respuesta

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!