Terremoto en año nuevo: 200 fallecidos y 30,000 refugiados

terremoto en ano nuevo en Japon

Japón siempre ha sido conocido por sus constantes terremotos y otros desastres naturales, misma razón por la que todos los edificios nuevos se construyen con uno de los mejores sistemas a prueba de sismos, sin embargo, no todo Japón es así. Hay zonas, como las ciudades de Wajima, Suzu, Nanao y Anamizu, que lamentablemente no estaban preparadas para el terremoto en año nuevo en Japón.

El terremoto en año nuevo de Japón

El primer día de enero del 2024 Japón sufrió un sismo de magnitud 7,6, que en escala japonesa es de 7 de intensidad. Este sismo fue tan grave que provocó el derrumbe de muchos edificios y gran parte de las casas de las zonas afectadas. 

Este terremoto tuvo lugar en la prefectura de Ishikawa, siendo Wajima su ciudad más afectada, aunque no la única. El terremoto fue tan fuerte y amplio que causó grandes desastres en casi toda la prefectura. 

Los fallecidos y los desaparecidos

A pesar de haber pasado ya más de una semana desde el terremoto, las búsquedas de sobrevivientes, y de los cuerpos que quedaron enterrados, todavía sigue en curso, razón por la que los datos que damos en este post pueden aumentar. 

En los primeros 5 días después del terremoto en año nuevo de Japón, ya había alrededor de 90 muertes confirmadas, con más de 200 personas desaparecidas. Mismo tiempo en el que surgieron todo tipo de noticias sobre los sobrevivientes, como la noticia de la mujer de 80 años que estuvo atrapada bajo los escombros de su casa por 72 horas, hasta que fue rescatada por los bomberos. 

Otra historia sorprendente es la de una mujer de 90 años que estuvo en una situación similar, por 5 días hasta que fue rescatada. Teniendo estos casos en cuenta, no sería extraño que se encuentren a más sobrevivientes bajo los escombros, lo que ha subido un poco la esperanza de muchos que esperan reencontrarse con sus familiares. 

En estos momentos, 12 de enero, la cifra de fallecidos confirmados ha superado los 200, mientras que la cantidad de desaparecidos ya es inferior a 100 personas. Por otra parte, hay más de 600 heridos que requirieron de algún tipo de atención médica. 

El mayor problema de Ishikawa

Por desgracia, el peor problema de Ishikawa, la razón por la que este tipo de terremoto afectó tan gravemente a la zona, se debe a lo antiguas que son la mayor parte de las viviendas de la zona, y a la edad de la población. En su gran mayoría, la prefectura de Ishikawa está poblada por personas mayores, llegando al punto en el que hay muchos pueblos en los que no hay ni un solo niño, ni tampoco hay escuelas. 

Esta combinación de casas antiguas, que no cumplen con los estándares de seguridad que llevan casi cuatro décadas siendo obligatorias, y una población sin jóvenes que puedan ayudar a los mayores a evacuar, o cuidar de los heridos, empeora gravemente la situación. 

terremoto en ano nuevo en Japon

Los refugios

Las cifras de más de 200 fallecidos y 100 desaparecidos son bastante alarmantes, pero eso no es todo.

Debido al terremoto en año nuevo en Japón, hay casi 30,000 personas en refugios del gobierno, de los cuales, muchos han perdido por completo sus viviendas, y deberán vivir en cualquier lugar que el gobierno japonés les asigne. 

La cantidad de personas en los refugios ha vuelto aún más complicado que el gobierno de Japón apoye adecuadamente a los ciudadanos, al ser un desastre de un tamaño que no se tenía previsto. Una de las cosas más afectadas ha sido la comida y el agua. 

Con tantos problemas en los refugios, muchos ciudadanos afectados han decidido rechazar la ayuda, para que esta llegue a los que se encuentran en un peor estado. Si bien esto ha ayudado hasta cierto punto, no es una solución ideal y, además, algunos de los que rechazan la ayuda son personas mayores que también necesitan este tipo de servicios, pero que, por cuestiones culturales, prefieren favorecer al grupo por encima de a ellos mismos. 

Las posibles enfermedades

Ante la falta de alimentos, agua y espacio, las enfermedades eran algo de esperarse. 

Hasta el momento, no ha habido una enfermedad contagiosa grave en los refugios, sin embargo, las condiciones que mencionamos antes convierten a los refugios en un lugar en el que es muy fácil contraer todo tipo de enfermedades. Sin olvidar a aquellos que están en los refugios con algún tipo de herida que puede infectarse fácilmente. 

Se espera que la mayor parte de los ciudadanos que no pueden volver a sus hogares pasen unos tres meses en los refugios, para luego ser trasladados a apartamentos temporales. Esto está basado únicamente en la manera en la que se suele tratar estos casos en Japón, algunas personas podrían tardar más o menos tiempo en ser reubicadas.

Los siguientes desastres naturales en Ishikawa

El terremoto en año nuevo de Japón no fue el único desastre de este mes. Justo después del terremoto, un tsunami de varios metros de alto impactó las costas, provocando aún más daños. Este tsunami se centró en el pueblo de Shiromaru, pero también afectó otras zonas. 

Al mismo tiempo, por los daños ocasionados por el terremoto se dieron varios incendios. 

Los daños fueron tan graves que más de 20,000 viviendas se quedaron sin electricidad por días, algunas zonas, todavía no recuperan todavía la electricidad. Por si esto fuera poco, más de 66,000 casas se quedaron sin agua.

Todo esto, en una temporada en la que las lluvias y la nieve están por todas partes, lo que ha hecho aún más complicada la labor de los bomberos y los voluntarios de buscar a más sobrevivientes entre los escombros. 

Algunos días después, se dio otro terremoto en la misma región, esta vez, de magnitud 6. Este terremoto no causó tantos problemas como el anterior, no obstante, sí afectó mucho a los ciudadanos que apenas se estaban recuperando del terremoto anterior. 

El futuro de los pueblos que sufrieron el terremoto en año nuevo de Japón

El gobierno japonés, como es usual, destinó de inmediato una buena parte de sus fondos para la ayuda humanitaria a los ciudadanos afectados por los desastres naturales de estas dos últimas semanas. 

Estos fondos son para ofrecer refugio y alimento a las personas, además de ser destinados a la reconstrucción de las ciudades. Lamentablemente, las reconstrucciones no suelen ser tan rápidas en estos casos y, si hay evidencia de futuros desastres dentro de poco tiempo, es posible que estos planes se retrasen, o incluso se abandonen por mucho tiempo. 

Solo queda esperar a ver cómo se lleva a cabo todo esto en esta ocasión. 

Comentarios (No)

Deja un comentario