La leyenda del demonio Tengu

El demonio Tengu

La leyenda del demonio Tengu

Uno de los personajes de la mitología japonesa más reconocidos. Al demonio Tengu los puedes encontrar en cualquier parte de Japón (o al menos su imagen), ya que hay cientos de estatuas de ellos, así como miles de máscaras e ilustraciones.

Son seres conocidos por su mal carácter, que permanecen en las montañas, protegiendo los bosques. Son excelentes guerreros, anteriormente se creía que ellos protegían a los guerreros, y prestaban su poder en las guerras, sin embargo, esta imagen se fue cambiando poco a poco, aunque se siguen considerando peligrosos, muchas veces se les representa en las leyendas como un  poco tontos.

 

¿Qué son los Tengu?

Los Tengu son un yokai (espíritus y criaturas de la mitología japonesa), aunque muchas veces se les da el título de semidioses, usualmente se les clasifica como demonios, por lo que cualquiera de las tres formas es correcta.

Entran dentro de las religiones budistas y sintoístas, teniendo una gran influencia en el yamabushi, siendo su símbolo. Incluso, cada vez que los Tengu son retratados como humanos, suelen llevar la ropa de los yamabushi.

 

¿Qué son los Yamabushi?

Son los monjes “guerreros de las montañas”, a quienes se les atribuían grandes poderes en la antigüedad, incluyendo la curación, la magia, y los hechizos. 

Al igual que los demonios Tengu, habitan en las montañas, y tienen una vida ascética, es decir, se restringen de las cosas mundanas de la vida, como son los placeres y posesiones, practicando técnicas avanzadas de meditación. Un dato muy interesante de ellos, es que varios de sus monjes llegaron a ser momificados en vida. 

 

¿Cómo son los Tengu?

El demonio Tengu es retratado de dos maneras. La primera, y más antigua, son demonios o criaturas con características de ave, mayormente la de un cuervo, que podía o no tener partes humanas. 

Su segunda forma, se dio poco a poco, debido a los cambios que fueron suavizando su imagen. En esta forma, los Tengu son humanos con caras rojas y una nariz gigantesca, a veces la boca puede tener alguna cicatriz, que asemeja la forma del pico de un cuervo, y poco más. Esto es porque su imagen se fue humanizando, al igual que su leyenda. 

 

¿Cuál es su origen?

Lamentablemente, su origen no es del todo claro, debido a lo antiguo de su leyenda, y las influencias que lo afectaron. 

Se dice que son hijos del dios de la tormenta, el hermano de la diosa del sol, amaterasu. Y pueden clasificarse según su tipo. También, que son reencarnaciones de los Samuráis, cuya vanidad es tan grande como su nariz.

O Tengu, o Gran Tengu, son los demonios que portan forma humana. Ellos son los jefes de los otros Tengu, a quienes suelen guiar como guerreros. Tienen un arma mágica con forma de abanico de plumas, que según cada leyenda, tendrá distintos usos.

Karasu Tengu, o Tengu cuervo. Sirven a las órdenes de los O Tengu, y muchas veces son usados para entregar mensajes a otros O Tengu.

La leyenda del demonio Tengu

Sus leyendas

Dentro de sus leyendas cumplen distintas funciones, o tienen variadas personalidades. Normalmente disfrutan del caos, provocando de diversas maneras.

Como toda leyenda popular, los Tengu varias veces se involucran en leyendas con algún tipo de mensaje, sobre todo para los jóvenes. En este caso, estos demonios suelen ir al mundo humano, a castigar a los vanidosos y malvados, molestan a las personas de gran poder, y juegan con los humildes, y aquellos que no les temen al verlos. A veces premian ciertas acciones, o se involucran en juegos de azar donde terminan perdiéndolo todo.

Además, son acusados de secuestrar gente con motivos desconocidos, a los que terminan devolviendo tiempo después, dejándolos desorientados y locos en medio del bosque. Por otra parte, a veces son invocados por los pueblerinos, para hallar a los niños pequeños que se han perdido en el bosque.

La representación más antigua de ellos, es como seres malvados que buscaban llevarse a los monjes budistas, confundiendo sus mentes o engañándolos, para dejarlos abandonados en lugares remotos. Llegó un punto en que creían que los Tengu menores, más pequeños, eran en realidad el espíritu de esos monjes, quienes habían caído en las garras de la avaricia, y la deshonra.

Se dice que llegaban a poseer a mujeres, para tentar a hombres virtuosos, así como también poseían a monjes y sacerdotes, llevando a sus seguidores por el mal camino. Entre todas estas leyendas, las más famosas son:

 

La capa invisible del Tengu

Esta leyenda habla de un chico que conoce a un Tengu, al verlo, le alardea de tener un poderoso objeto mágico, con el cual puede ver lugares lejanos, de cualquier parte del mundo. El Tengu, impresionado y lleno de curiosidad, le ofrece cambiar su capa de invisibilidad por ese maravilloso objeto que tiene el chico.

El joven acepta gustoso, habiendo logrado estafar al Tengu, dándole una simple pieza de bambú. Cuando el Tengu se da cuenta del engaño, ya es tarde, el chico ya se ha puesto la capa, y se ha ido a hacer travesuras.

Al final, pasado un tiempo, el Tengu logra encontrar al estafador, convirtiéndolo en perro, como castigo por su engaño. Esta historia a veces involucra a un hombre, en vez de un niño, pero la idea es la misma.

 

La calabaza del demonio Tengu

Un Tengu le pregunta a cierto hombre, qué es a lo que más le teme, el cual responde, que le teme al oro y al mochi. El Tengu, por su parte, si es sincero diciendo a qué le teme. 

Más tarde, el demonio quiere hacerle una broma al hombre, por lo que hace aparecer montañas de oro y mochi, lo que hace muy feliz al hombre. Este, para deshacerse del Tengu y evitar que se lleve su fortuna, utiliza la debilidad que le había contado, para que este huya asustado.

Debido al susto, el Tengu deja olvidada su calabaza mágica, un objeto de gran poder, que termina quedándose el hombre.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!