Teke Teke, el fantasma de la estación de tren

La leyenda urbana del Teke Teke

Teke Teke

Entre las innumerables historias de terror y leyendas urbanas de Japón, hay algunas que resaltan por su fama, entre ellas, el Teke Teke, del cual te hablaré hoy. 

Estos fantasmas de leyendas urbanas a veces se consideran parte de los Yokai, seres de la mitología japonesa, sin embargo, muchos afirman que las leyendas urbanas no pueden formar parte de este grupo. De cualquier manera, son historias entretenidas, que sin duda debes conocer. 

En este caso, el Teke Teke, es un fantasma tan famoso que cuenta con su propia película, y aparición en varios animes y mangas, aunque no llega a ser tan conocido como otros espíritus, como la Kuchisake Onna.

Además, su leyenda suele relacionarse con otras muy parecidas, o ser considerada el mismo fantasma.

 

Teke Teke

Esta leyenda urbana nos cuenta sobre una joven estudiante muy introvertida y asustadiza, cuyas reacciones exageradas eran tan divertidas para sus compañeros, que estos disfrutaban de jugarle bromas y bullying. Ella le tenía cada vez más miedo a sus compañeros, que se negaban a dejarla en paz.

Esto ocurría todos los días, en todas partes, e incluso los profesores lo sabían, pero no podían hacer nada al respecto, ya que la institución estipulaba que ningún profesor debía meterse en la vida privada de sus estudiantes.

Con el paso del tiempo sus bromas se fueron haciendo cada vez más pesadas, acosándola en todo momento. Ella no era capaz de hacer nada para evitarlo, y nadie quería ayudarla, por lo que no había nada que detuviera a sus compañeros.

Cierto día en particular, sus compañeros la encontraron de camino al colegio, en la estación del tren, así que como siempre la quisieron asustar. En esta ocasión, ya que estaban apurados, decidieron hacerle una broma muy simple en comparación con las otras, colocándole un insecto muy grande en el hombro, para ver cómo entraba en pánico al verlo.

Ella no se dio cuenta de inmediato, pero cuando al fin vio al insecto, reaccionó de tal manera, que perdió el equilibrio, cayendo en las vías del tren. Por desgracia, justo en ese momento se acercaba el tren bala, que terminó por aplastarla, dividiéndola en dos. 

Todos en la estación quedaron trastornados con lo sucedido, y ya que nadie había visto a los otros chicos, o al insecto, todos comenzaron a decir que seguramente se trataba de una suicida, quien había querido llamar la atención incluso al morir, retrasándolos. Los chicos que la atormentaban estaban muy aliviados al oír la opinión pública, sabiendo que no podrían ser condenados por lo que habían causado.

Las clases siguieron con normalidad ese día, los profesores mencionaron el hecho, pero ya que no tenía amigos, ni destacaba de alguna forma en clases, muy pronto la olvidaron, como si nunca hubiera existido. Algunas semanas después, sin la menor pizca de pena o remordimiento, estos chicos pasaron la noche de fiesta, volviendo a casa a altas horas de la noche.

Apenas llegaron a la estación del tren notaron que había algo raro en el lugar, que parecía más oscuro, como si hubiera sido olvidado y, además, había un olor muy particular alrededor. De pronto comenzaron a escuchar un sonido parecido a un Teke Teke, que provenía desde detrás de ellos. 

Curiosos, se giraron a ver de qué se trataba, encontrándose con una figura humanoide oscura, con la parte inferior del cuerpo ausente, que se sujetaba y movía gracias a sus brazos. Al verla, quedaron en shock, sintiendo un profundo asco y terror hacia el fantasma que se le apareció en frente.

Era ella, la chica que habían asesinado sin querer, quien ahora vagaba en el mundo de los vivos, buscando venganza. Al día siguiente, encontraron los cuerpos de los chicos cortados a la mitad en esa misma estación del tren, lo que inició la leyenda urbana, convirtiéndola en una de las más conocidas de hoy en día.

Teke Tekeu

Otras versiones

A pesar de que el fantasma de Teke Teke es conocido por rondar las estaciones de trenes, se le asocia con un fantasma cuya leyenda habla de sus apariciones en ventanas.

En esta leyenda urbana, la historia se centra en un chico común de Japón, que estudiaba en un colegio solo para hombres, y que decidió quedarse hasta muy tarde un día rondando los salones, por motivos desconocidos.

Cuando al fin salió del colegio, comenzó a escuchar una especie de Teke Teke a sus espaldas, pero cuando se giró, solo pudo ver a una joven y bella chica apoyada en una de las ventanas del cuarto piso (recordemos que 4 en japonés se pronuncia igual que la palabra “muerte”). Esto le pareció sumamente extraño, ya que él era el único que estaba ahí a esas horas, y que además, las chicas no tenían permitido entrar a las instalaciones, ya que no eran estudiantes.

Aun así, él se quedó un poco idiotizado al ver su belleza, lo que hizo que reaccionara tarde cuando de pronto, la chica se lanzó desde la ventana hasta él, revelando que le faltaba la parte inferior del cuerpo. Esta chica se acercó a él y lo cortó en dos con sus garras. (En otras versiones, trae consigo una guadaña).

 

Kashima Reiko

Este es un fantasma con el que se le suele confundir mucho, debido a que ambas poseen solo la parte superior de sus cuerpos, pero la razón de esto es muy distinta en ambas.

En el caso de Reiko, ella era una colegiala que fue abusada y golpeada por un grupo de delincuentes, que la dejaron abandonada cerca de las vías del tres. En sus últimos momentos de vida, ella se arrastró como pudo, desubicada, gritando por ayuda, por desgracia, se le acabó la fuerza justo en medio de las vías del tren, siendo aplastada por este, perdiendo la mitad de su cuerpo.

Al contrario que el Teke Teke, que busca venganza activamente, se cuenta que Reiko busca desesperadamente sus piernas, por lo que aparece en los baños de Japón, lugar donde abusaron de ella, toca la puerta de alguno de los compartimientos, y le pregunta a la persona del otro lado si sabe qué ocurrió con sus piernas, y si le puede decir dónde están.

Su leyenda cuenta que debes responder adecuadamente a cada una de sus preguntas, porque si no te asesinará, de la misma forma que el Teke Teke. 

En caso de que se te aparezca, la respuesta que debes dar cuando te pregunte dónde están sus piernas es: En la estación Meishin.

Luego, suele preguntarte cómo sabes eso, en ese caso respondes que fue ella misma, Reiko, quien se lo contó.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!