Los terremotos en Japón

Los terremotos en Japón

Los terremotos en Japón

Seguramente has pensado alguna vez en viajar como turista, o quedarte a vivir y trabajar en Japón, siendo así, lo que más suele ocupar nuestra mente en este tipo de planes es aprender el idioma, la cultura, tener una idea de a dónde queremos ir exactamente, y qué pensamos hacer allí. Sin embargo, hay algo mucho más importante a tener en cuenta, y que muchos suelen olvidar, los terremotos en Japón.

Este tipo de desastre natural es tan común en Japón, que suele haber alrededor de 1500 terremotos cada año, de baja y alta intensidad, por lo que si planeas quedarte un buen rato en este país, es muy probable que presencies más de uno. Esto es algo sobre lo que hay que informarse bien antes de viajar, para poder estar preparado ante cualquier situación, y no entrar en pánico.

Pero tranquilo, no hay razón para alarmarse de más, señalando a Japón como peligroso, por el contrario, es un país tan acostumbrado a estos acontecimientos, que tiene procedimientos y planes para evitar grandes daños. A fin de cuentas, tienen miles de años de experiencia de esto, y ya tienen una idea más clara de cómo tratar sus consecuencias.

 

El desastre de Tohoku

Este es un desastre que ya cumplió 10 años el pasado 11 de marzo del 2021, siendo conocido como uno de los mayores desastres naturales de los últimos siglos en Japón. Se trató de un terremoto que tuvo una magnitud de 9 grados, y duró 6 minutos, causando la muerte, lesión y desaparición de miles de personas, pero, lo peor de este desastre, no fue su terremoto.

A causa del movimiento, se originó un tsunami con olas de 40 metros de alto, que llegó unos instantes después, cayendo sobre una población completamente indefensa, que seguía en estado de shock por el terremoto.

Y por si no fuera suficiente, todo esto terminó causando fallas en la planta nuclear de Tohoku, por lo cual incluso las personas que se encontraban en la zona “segura” de los dos desastres anteriores, se vieron afectados por una posible radiación. Estos fueron obligados  a abandonar sus casas inmediatamente, por miedo a una posible explosión parecida a la de Chernóbil.

Por suerte la falla no llegó a ese nivel, pero aun así era tan peligroso que duró un buen tiempo deshabitado, en espera de que el Estado terminara de asegurar la zona. Aunque si bien esto no tardó tanto como la reconstrucción del terremoto y el tsunami, el miedo de las personas por la radiación hizo que fueran muy pocos los que volvieron a sus respectivas casas de inmediato.

Al día de hoy, muchas casas siguen deshabitadas por lo mismo, a pesar de que el Estado ha asegurado la seguridad, tomando todas las medidas pertinentes para confirmarlo.

 

El apoyo

Siendo Japón, es imposible que se quede de brazos cruzados en este tipo de situaciones, por lo que Tohoku recibió ayuda tanto del estado, como de los ciudadanos de las demás islas de Japón, quienes se unieron para dar un mensaje de apoyo y esperanza a las víctimas del desastre.

Esto llegó al punto de sorprender a otros países, al ver cómo Japón, en sus momentos críticos, se unía como si fuesen una sola persona, sabiendo qué hacer y cómo ayudar, logrando restaurar gran parte de la isla en tiempo récord, tal y como es típico de este país.

De hecho, la isla volvió a abrir sus puertas a los turistas tan rápido, que lamentablemente no llegó a tener muchos visitantes, ya que la mayoría pensaba que aún tenían secuelas de radiación por la falla de la planta nuclear.

Japón tuvo que poner un gran esfuerzo a reactivar el turismo de la zona, haciendo todo lo posible por demostrar la seguridad de sus islas al mundo, ya que este dinero era muy necesario para terminar de recuperarse.

Los terremotos en Japón

¿Por qué ocurren tantos terremotos en Japón?

Bueno, toda la vida nos han dicho que Japón es parte de Asia, pero esto es una gran mentira. O al menos, en parte.

Lo cierto es que Japón se añade al continente asiático por conveniencia, debido a su cercanía y cultura, pero Japón no se encuentra en la placa tectónica Euroasiática. Contrario a lo que se piensa, Japón, que está compuesto por unas 3,000 islas, tiene parte de su territorio en:

  • La placa de Ojotsk, que solía ser parte de la placa de Norteamérica, pero en algún punto se fragmentó.
  • Otra parte se encuentra en la placa Amuria, que es una parte también fragmentada, pero de la placa Euroasiática.
  • El resto forma parte de las placas filipina, pacífica, y Norteamericana.

Estando entre 5 placas tectónicas, que por supuesto, se mantienen en constante movimiento, era imposible que Japón no sufriera de constantes sismos.

 

El cinturón de fuego del pacífico

La segunda gran razón es su ubicación dentro del gran “anillo de fuego”, una franja de unos 3700 kilómetros, en el cual se concentran los países con mayor actividad volcánica, de allí su nombre.

 

¿Cómo se prepara Japón para estos desastres?

Japón cuenta con diversos sistemas y maquinaria de medición, para poder tener una lectura del movimiento tectónico que permita alertar a la población antes de que estos movimientos lleguen a la superficie.

Gracias a esto, el Estado puede mandar un mensaje a la población, por radio, televisión, altavoces de emergencia, e incluso por una alarma en los teléfonos, para que puedan prepararse con antelación. Pero, este sistema no es perfecto, pues cada sismo es distinto, dando señales desde minutos antes en el mejor de los casos, y en el peor apenas unos pocos segundos.

 

La arquitectura

Con el tiempo la arquitectura en Japón ha ido mejorando en los temas sísmicos, por lo que cada vez se construyen edificios y casas mejor equipadas.

 

El aprendizaje y precaución

Desde pequeños, en las escuelas se les enseña a los ciudadanos qué hacer y qué no en este tipo de situaciones, a donde ir, como pedir ayuda, y cómo proteger a otros. Gracias a esto se puede salvar muchas vidas, ya que las personas saben a lo que se enfrentan.

 

Refugios

Cada isla cuenta con sus respectivos refugios, que cambian un poco dependiendo de la prefectura, pero son de mucha ayuda en estos casos.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!