9 Supersticiones Japonesas

Las supersticiones japonesas

9 Supersticiones japonesas

Si algo no podía faltar en un país tan tradicionalista, son las supersticiones japonesas. Y es que la cultura es tan antigua que muchos japoneses ni siquiera saben realmente el origen de las cosas que hacen o piensan, solamente están ahí, y las siguen.

Esto pasa con muchos festivales, costumbres y claro, las supersticiones. Aunque hay algunos cuyos orígenes son más simples y por tanto todos saben, hay otros cuyos orígenes son complicados e implícitos.

En esta lista te mostraré las supersticiones más relevantes de Japón, ¿conoces alguna de estas?

 

El color rojo

9 Supersticiones japonesas

Si bien el color rojo por sí mismo no genera mala suerte, hay varios conceptos que se encuentran asociados con él, por lo que dependiendo de su uso puede llevar a cosas malas.

 

Nombre

Escribir el nombre de una persona en rojo significa que le deseas la muerte, esto por la relación del color con la sangre y la muerte. Por esta razón, es preferible que no uses plumas para escribir en rojo si en el texto vienen nombres incluidos.

 

Cartera

Debido a la asociación de los números en rojo, es decir, el saldo negativo en tarjetas, en cuentas de empresas, deudas y demás, se considera de mala suerte usar una cartera roja, ya que de esta forma estarás invitando al dinero a desaparecer de tu vida.

 

Pronunciación

En el idioma japonés hay muchas, pero en serio muchas, palabras que se pronuncian exactamente igual. Entre ellas, existen varias palabras que se pronuncian igual a palabras como muerte, dolor, sufrimiento, desesperación… Y claro, decirlas en una frase, aun sin mala intención, puede atraer la mala suerte.

Imagina querer decir “nos vemos a las cuatro” y que se escuche como si dijeras “nos vemos en la hora de nuestra muerte” 

¿Un poco sádico, no? En la mayoría de casos entenderán perfectamente lo que quieres decir, pero eso no quita el amargo sabor de la boca de escuchar tantas veces esta palabra, sobre todo si se habla de un lugar, una hora o una cita.

 

Los Números

El mayor problema con las pronunciaciones viene con los números, como se ve en el ejemplo. Entre ellos, el que más problemas trae consigo es el número 4.

 

  • Número 4

Este número en particular se pronuncia como la palabra muerte, y su superstición es la más “fuerte” de todas. 

El temor por este número por parte de los japoneses llega al punto en que lo evitan por completo. Se saltan la numeración del cuatro en los puestos de estacionamientos, números de piso, e incluso en los números de casa y habitaciones de hoteles.

Si vas a Japón, más de una vez encontrarás hoteles en los que el piso 4 no existe, e incluso algunos en los que cambian el 4 por una F de Four, que es la pronunciación en inglés. 

Aun con todo esto muchos japoneses aseguran que no son supersticiosos, como si eliminar un número en todas sus facetas solo por su forma de pronunciar fuera algo completamente normal.

 

  • Número 9

Con este número no suele haber gran problema, aun así se considera de mala suerte, ya que se pronuncia igual que la palabra “sufrimiento”, por lo que es mejor evitarlo.

 

  • Otros números

Existen otros números, más grandes, con significados parecidos. Estos no suelen tener tanto impacto como el número 4, pero aún así son evitados por una u otra razón.

El número 43, por ejemplo, está completamente prohibido para salas de parto en los hospitales, ya que su pronunciación también significa “nacimiento muerto” algo que sin duda alteraría a las madres.

El 24 y el 42 por su parte también se evitan, ya que traen mala suerte, pero no tienen connotaciones tan fuertes.

9 Supersticiones japonesas

 

Los palillos

Los palillos no solo suelen ser un reto para los extranjeros a la hora de aprender a comer con ellos, sino que pueden hacerte quedar muy mal si no los usas correctamente, ya que se vinculan a ellos muchas supersticiones.

Clavar los palillos en el bol de arroz

La más conocida es sin duda el hecho de que no debes clavarlos nunca en la comida, en especial en el bol de arroz, esto debido a que se asemeja mucho a los platillos donde se clavan los inciensos durante los funerales. Hacer esto en la mesa sería como desearle la muerte a quienes te han servido la comida, lo cual sería una completa falta de respeto, y te haría quedar como un desagradecido.

 

Pasar las cosas con los palillos

Otra cosa muy importante es nunca pasar o acercar algo con los palillos, esto también asociado a los funerales, corresponde a los rituales de cremación donde los restos y trozos de hueso del difunto son tomados y llevados a la urna con los palillos. Nuevamente, estarías deseando la muerte de tu anfitrión.

 

Flores con maceta en el hospital

Una costumbre muy común es llevar flores a un hospital cuando alguien se enferma o tiene un accidente. La idea mayormente es llenar de color y buen aroma las estériles salas de hospital, y puede que alguna vez hayas pensado “oye, ¿no sería mejor llevar una flor viva, que pueda seguir cuidando cuando salga del hospital?” 

Bueno, ese pensamiento es muy bonito y lleno de buenas intenciones, pero ni se te ocurra hacerlo en Japón. En este país el regalar una flor viva, en una maceta a un hospital, quiere decir que esperas que la persona nunca mejore, que eche raíces en el hospital de la misma forma en que lo hace la flor, y que jamás salga de allí.

Y es así como una buena intención termina haciéndote ganar el odio de los familiares y amigos del enfermo.

 

El camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones

La superstición en Japón

Nunca mejor dicho. La mayoría de estas supersticiones son cosas que haríamos sin malas intenciones, de ninguna forma, y que son casi imposibles de saber si nadie nos las dice antes, por lo que si vas a Japón sin averiguar nada, te ganarás un montón de regaños de la gente mayor, y le terminarás hasta cayendo mal a más de uno.

Ninguna Respuesta

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!