¿Qué es el Sake y cómo se prepara?

¿Qué es el Sake?

Qué es el sake y cómo prepararlo

La bebida japonesa por excelencia. El sake puede acompañar comidas, o ser tomado por separado en reuniones, celebraciones o festivales. Es la bebida alcohólica más representativa de Japón, pero ¿qué es el sake, y cómo se prepara?

El sake es una bebida muy antigua, cuya fecha de creación se desconoce, pero data de los años A.c. (antes de cristo). Está hecha de arroz, y se le considera “el vino japonés”, tomando tanta importancia en Japón, como lo tiene el vino en Europa.

Al contrario de lo que muchos llegan a pensar, no es una bebida destilada, sino una fermentada, parecida hasta cierto punto a las cervezas, de grado alcohólico que suele variar entre el 14% y 16%.

Puede beberse tanto frío, como caliente, dependiendo de con qué se quiera acompañar, o del gusto de la persona. Es un gran aliado de la gastronomía, ya que aumenta y mejora el sabor de cualquier comida, y tiene buenos efectos en la salud (siempre y cuando se tome con moderación).

Existe gran variedad de sakes, sin mencionar que, aunque se le conoce como sake en el extranjero, su nombre real es Nihonshu, ya que sake en realidad significa “bebida alcohólica”, mientras que Nihonshu se interpreta como “vino japonés”.

A pesar de eso, se le puede llamar de cualquiera de las dos formas, y fácilmente puedes pedir sake en Japón, y recibir lo que buscas, ya que los japoneses son conscientes de que así lo conocen los extranjeros.

 

Tipos de Sake y su preparación

El sake, en sí, tiene una forma de preparación, de forma fermentada, sin embargo, cambiar ciertos detalles, añadir o quitar cosas, pueden cambiar por completo el sabor de la bebida. Por esto, se cataloga al sake en varios tipos, dependiendo de cómo fue su preparación.

 

El sake en general

Primero, te contaré cómo se hace generalmente el sake, para luego señalar sus diferencias.

 

El sake antiguo

Aquí un dato para los fans del anime, ¿has visto Kimi no Nawa (Your Name)? En una escena, nos muestran el proceso de preparación del sake antiguo.

El sake, en la antigüedad, se preparaba de cierta manera, que hoy nos parecería un tanto… antihigiénica. 

Para preparar el sake, las personas masticaban arroz, que habían cocido recién, junto con castañas y mijo, para escupirlo en contenedores o barriles. Esto se dejaba reposar el tiempo suficiente para que el almidón del arroz se convirtiera en azúcares, con la fermentación. 

Este tipo de sake era conocido como Kuchikami, o Kuchisake. Era espeso y bajo en alcohol.

Al día de hoy, por suerte, existen mejores y más higiénicas formas de hacer sake, por lo que el Kuchikami pasó a ser un tipo de sake que no se consume, que se prepara solo como ofrenda a los dioses. Aunque claro, siempre habrá alguien en el mundo, que quiera probarlo. 

Qué es el sake y cómo prepararlo

Sake actual

Actualmente, para preparar el sake se debe seguir ciertos pasos, que son:

  • Limpiar el arroz, quitándole su cáscara.
    Se debe asegurar un buen control de esto, para que luego no cause complicaciones.
  • Ponerlo a remojar en agua, hasta que este haya absorbido el 30% de la misma.
    Para que tenga la cantidad óptima de humedad.
  • Cocerlo al vapor en recipientes de madera.
    Con esto se consigue mantener el sabor del arroz, y la humedad de este.
  • Ya cocido, se le agrega enzimas.
    Estas enzimas son las que cumplen el rol que antes solía hacer la saliva, ya que ayuda al almidón a convertirse en azúcar.
  • Combinar el arroz cocido, con agua y levadura.
    Solo este proceso toma de 2 a 3 semanas, para que la levadura se active correctamente y haga su función.
  • Añadir más arroz cocido a la mezcla
    Las cantidades se multiplican durante un periodo de 4 días, para luego dejarlo reposar entre 18 a 32 días.
  • Extraer el líquido
    Ya a este punto, el líquido que se extrae de la mezcla es sake. La extracción se hace mediante gasas o sacos de algodón.
  • Dejarlo reposar
    Por último se deja reposar alrededor de 10 días, para luego filtrarlo con carbón activo, y embotellarlo.

Variantes de sake

Ahora que conocemos bien el proceso de producción, podemos hablar de lo que son los distintos tipos de sake, y en qué se diferencian.

 

Daiginjo

El más puro, cuyo proceso es más exhaustivo y delicado. Llega a considerarse un sake “prémium”,  con un sabor complejo y único.

 

Geshu Nama Muroka

Sin filtro ni pasteurizado. Un sake que es considerado “crudo”, con un sabor áspero y fuerte.

 

Ginjo

A esta variante, al finalizar su preparación, se le agrega cierta cantidad de alcohol destilado, dando un sabor y aroma más dulce y afrutado. 

 

Honjozu

También se le es añadido alcohol destilado, pero con la intención de potenciar su sabor y su aroma, sin llevarlo a ser tan dulce como el anterior.

 

Junmai

Un sake con sabor más ácido y fuerte, en el cual, durante su preparación

 

Muroka

Uno de los más populares de Japón, en su preparación se salta la filtración.

 

El sake en la gastronomía

La característica más resaltante del sake, por la cual es tan popular, y llega a acompañar muchas comidas, es el hecho de que puede potenciar el sabor de la comida. Además de que su baja acidez (a excepción del Junmai), lo hace ideal para cualquier platillo, sea japonés o extranjero.

 

El sake en la salud

Es cierto que todo licor en exceso es malo, independientemente de cuál sea. Sin embargo, si se consume responsablemente, puede traer ciertos beneficios a la salud (que no pueden suplantar a medicinas, ni tratamientos). Entre estos beneficios están:

  • Mejorar la memoria.
  • Aporta vitamina B1, carbohidratos, hierro, calcio, potasio y magnesio.
  • Promueve la producción hormonal.
  • Reduce el estrés.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Previene problemas cerebrales e inmunológicos.

Entre muchos otros. Es sin duda un buen acompañante de comidas, y una bebida alcohólica muy diferente a otras. 

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!