9 Problemas sociales en Japón

9 Problemas sociales de Japón

problemas sociales

Por más que amemos la cultura japonesa, no debemos olvidar que todo país tiene su lado bueno, y lado malo. En este caso, te señalaré cuáles son los 9 problemas sociales de Japón más importantes.

 

Ciudades vacías

Para empezar, desmentimos un hecho y afirmamos otro. Solemos tener la típica imagen de un Japón extremadamente poblado, con personas viviendo en apartamentos pequeños y apretados. Esto es cierto, en las grandes ciudades, en sus zonas más pobladas, sin embargo, no es así en el resto del país.

Conformado por varias islas, Japón es un país que tiene muchos pueblos y ciudades fantasmas, que apenas están habitados, o que directamente están abandonados.

Es tanto así, que hay varios programas del gobierno japonés que se encargan de vender casas a precios en extremo bajos, para que así las personas se planteen este tipo de vida alejada de la ciudad.

Es bastante curioso el hecho de que varias de estas islas incluso están plagadas de ciertas especies de animales, debido al descuido humano. Un buen ejemplo de esto son las “Nekoshima”, las famosas islas de gatos, y la isla de conejos. En estas islas llegan a haber hasta 15 gatos por cada persona, y la mayoría de los que se hospedan son meros turistas. 

 

Tasa de natalidad

La tasa de natalidad es uno de los problemas sociales de Japón que más preocupa al gobierno y los habitantes. Cada año parece ser menor la tasa de mortalidad, mientras que la población mayor de la tercera edad sigue aumentando, lo que en un futuro significará grandes problemas en la economía, que ya se están haciendo ver. 

Cada vez son menos los japoneses que quieren tener familias numerosas, o incluso tener hijos, por lo que es muy difícil dar con una solución.

problemas sociales de japon

Tasa de mortalidad

Mientras la tasa de Natalidad cae, sube la de mortalidad. Si bien no hay mucha delincuencia en Japón, y los asesinatos son extremadamente raros, mientras que el sistema de salud se maneja bien, existe otros grandes problemas.

En primer lugar, la muerte natural y por accidentes. Habiendo un 24% de población mayor de tercera edad, en familias que muchas veces los dejan abandonados, son muy comunes las muertes por todo tipo de accidentes. 

Sin olvidar, claro, los enormes números de personas que se suicidan, y las que mueren por exceso de trabajo.

 

Escasez de trabajadores

Al haber poca natalidad, mucha población “vieja”, y cierta restricción con los inmigrantes por la diferencia cultural, hay un grave problema de escasez de trabajadores. A medida que la natalidad baja, las empresas se preocupan más por esto.

La solución más factible en este tipo de situación siempre es ofrecer empleo a inmigrantes, pero esto siempre se complica principalmente por el idioma, y además, por la cultura tan cerrada que tiene Japón. Es muy difícil vivir como inmigrante, ya que muchas empresas directamente niegan ciertos servicios por ello, complicando aún más el asunto.

 

Desigualdad de género

Pese a ser un país muy avanzado en varios temas, en la desigualdad de género Japón sigue estando muy atrasado. Las brechas salariales son parte de los problemas sociales que más afectan.

Justamente por esto ocurre también la escasez de empleados, ya que al pagar menos a las mujeres por los mismos cargos, y colocar muchísimos problemas a la hora de los ascensos, al punto en que muchas compañías no tienen ninguna mujer en un puesto alto, muchas terminan prefiriendo ser una ama de casa. 

Se ha estado haciendo todo tipo de campañas, marchas y programas para mejorar esta situación, lamentablemente, no ha habido mucho avance en ello.

 

Acoso

Al hablar de los problemas sociales de Japón no se puede olvidar el tema del acoso. Siendo algo que ocurre con tanta frecuencia, una de las razones por las que no se hace casi nada sobre ello es la misma cultura.

No solo por el machismo, sino por la misma cultura de no hacer escándalos, no molestar a los demás con tus problemas, llegar a tiempo, colocar la vida laboral antes que cualquier otra cosa… El hecho de denunciar el acoso es casi imposible en muchos casos por estas razones. 

Una de las cosas que destaca es el acoso en época de exámenes. Al tener el tiempo medido, y no poder “perder el tiempo” haciendo una denuncia, deteniendo el tren, o tan siquiera discutiendo, muchos aprovechan esto para acosar a las mujeres.

Por situaciones como esta existen incluso leyes que prohíben que el sonido del obturador de la cámara de los teléfonos se pueda poner en silencio, para evitar a este tipo de acosador.

 

Problema alimenticio

Hay dos problemas con los alimentos. El primero es que, al ser una isla “pequeña”, Japón no puede producir muchos de sus alimentos, por lo que tan solo un 34% de todo el alimento se produce dentro del país. Al ser así, Japón depende mucho de los otros países para alimentar a su población. 

Por otra parte, la cantidad de alimentos que se desperdicia es enorme. Pese a ser todo importado, hay mucha más comida en los mercados de lo que se consume, lo que termina en enormes cantidades de comida desechada, ya sea porque las personas no lo terminaron de comer, o porque se venció en espera de que alguien más lo comprara. 

 

Suicidio

Por último, el suicidio en Japón. Entre todos los problemas sociales que podemos señalar, este es sin duda alguna el que más destaca, y del que más tenemos consciencia.

Con la enorme presión social, la estricta cultura, el acoso, los problemas económicos que parecen ser más grandes al paso de los años, y muchas cosas más, hacen que Japón tengan cifras de al rededor de 20,000 muertes confirmadas por suicidio, tan solo en el año 2021.  

Esto, claro, sin contar todas las que no llegan a ser registradas, que ocurren en lugares como “El bosque del suicidio”, en el mar y en lugares abandonados.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!