Comprando fotos de desconocidos en máquinas gacha-gacha

Las fotos de desconocidos

fotos de desconocidos

¿Te imaginas viajando a otra ciudad, solo para comprar fotos de desconocidos, tipo carnet? Seguramente no, pero a los japoneses, como siempre, sí que se les ocurrió.

Con una gran popularidad desde el primer día, la máquina «gacha-gacha» creada por Terai Hiroki, que contiene cientos de fotos de desconocidos encapsuladas, para su venta al azar, ha dado mucho de qué hablar. Después de todo, no es algo que esperarías que llamara la atención de tantas personas, al punto de moverse de una esquina de Japón, a la otra, por conseguir algunas.

 

¿Qué son las máquinas gacha-gacha?

Las máquinas gacha-gacha, con su gashapon, son extremadamente conocidas en la mayoría de países europeos y del continente americano, aun si se les llama de otra forma. Se trata, simplemente, de máquinas con muchos y diversos «premios» encapsulados de tal manera en que no puedes saber qué te tocará.

Con una o dos monedas, en la mayoría de casos, estas máquinas te darán una sorpresa en cada ocasión, dependiendo del tipo de mercancía que tenga. Estos van desde dulces y juguetes, hasta objetos cotidianos y productos coleccionables.

Si bien existen máquinas de muchos tipos, hasta ahora a nadie se le había ocurrido colocar en las cápsulas fotos de desconocidos, ¿por qué habrían de hacerlo, de cualquier forma? Lo cierto es que ni su propio creador esperaba tanta aceptación.

 

¿Cómo son estas fotografías?

Del tamaño y plano tipo carnet, estas fotografías tienen rostros muy variados, mayormente del estereotipo japonés, de personas que rondan la mediana edad. Fácilmente, pueden ir entre los 25 y los 50 años, con alguna que otra bastante interesante.

Cientos de caras, serías, directas, como si se sacarán la foto para su documento de identidad, o algún otro motivo por el estilo. Es el tipo de foto que todos tenemos que sacar en algún momento de nuestras vidas, por lo que realmente no tiene nada de especial.

fotos de desconocidos

¿Qué podría tener de divertido o interesante comprar esto?

Puede parecer extraño, al igual que muchas otras cosas de Asia que apenas podemos explicar, pero en esta ocasión, realmente parece tener cierto significado oculto.

Lo primero a señalar es lo inusual que se volvió, con la cuarentena, el ver rostros completamente descubiertos de extraños, y lo segundo, lo entretenido de crear historias. Si a esto le sumamos la soledad que aqueja a muchos, esto parece tener más sentido.

 

Las calles de Japón en cuarentena

Si bien en Japón, por sus propias leyes, no podían impedir que los ciudadanos salieran, y continuaran como si nada con sus vidas, fue el propio sentido de la responsabilidad lo que los llevó a seguir todas las normas. En su caso, aun si salían, todos llevaban sus correspondientes mascarillas, mantenían aún más la distancia, y evitaban las salidas «innecesarias».

Hay que tomar en cuenta que estamos ante una sociedad que de por sí es muy cerrada, no hacen amistades con tanta facilidad, no hay tanto tiempo para salir, el trabajo y el estudio con prioridades absolutas… Por supuesto, no todos son así, pero en «general», se suelen tener este tipo de problemas.

La falta de interacción con otros, y de vínculos interpersonales, mucho antes de la cuarentena ya causaba la existencia de los «Hikikomori«, así como graves problemas en la salud mental. Con la cuarentena, no solo aumentó la cantidad de Hikikomori, sino que subió también el índice de suicidios, por todo esto.

La interacción social se volvió casi un privilegio, con tantos frenos, y problemas que solamente crecieron. Ante esto, algo tan simple como poder ver el rostro de un desconocido, y tener el tiempo para inventarle una vida y situación, se vuelve algo bastante reconfortante.

 

Pensar en qué tipo de vida podrían tener

La mayoría de quienes han ido a comprar estas fotos de desconocidos han afirmado que les gusta crear todo tipo de historias sobre la vida que deben tener. Con esto, intentan adivinar no solamente en qué podría trabajar, sino cómo, por qué, qué tipo de persona es, y si tiene a alguien a su lado.

Aunque pueda parecer algo simple e infantil, muchas personas han tomado estás fotos, y las han colocado en lugares importantes, o muy visibles, como sus carteras, los escritorios de las oficinas, y mucho más. No parecen estar contentos con únicamente jugar con ellas un rato, sino que quieren realmente conservarlas, como si esa persona fuera alguien querido.

Lo más particular de todo, es que lejos de querer esconder este extraño pasatiempo, muchos gustan de directamente mostrar la imagen a todos sus conocidos, hablando de las historias inventadas. Es bastante interesante ver este tipo de situaciones que sin duda alguna solo se dan en estos países asiáticos, que por su cultura, a veces parecen demasiado lejanos a nosotros.

 

El creador de esta particular máquina gacha-gacha

Su creador, Terai Hiroki, afirma que se inspiró de la cuarentena para esta idea, además que estar entusiasmado con el éxito de su producto, y la posibilidad de sacar una segunda tanda de fotos.

Sabiendo esto, es muy probable que las máquinas gacha-gacha de fotos de desconocidos aumenten, llegando a distintas ciudades de Japón. Por ahora, la primera y única existente se encuentra en la zona de Kagurazaka de Shinjuku, en Tokio.

Si ese es el caso, y en tu futuro paseo por Tokio te encuentras alguna de estas, ¿llegarías a comprar una de las fotografías? ¿Qué tipo de historia podrías crear para un japonés promedio, de mediana edad, que te mira fija y seriamente a través de la imagen?

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!