Los Yakuza, la mafia japonesa

Los Yakuza

Yakuza

La famosa mafia de Japón, los Yakuza. Seguramente alguna vez has leído o escuchado sobre cómo las personas en Japón ven mal a los tatuados por considerarlos “delincuentes”, has visto en series o películas al típico chico malo que se une a estas bandas.

En un país con una tasa de criminalidad tan baja como es el país del sol naciente, es difícil imaginar a los Yakuza como un problema muy grave, ya que al ver un lugar tan pacífico, con personas tan educadas, es extraño pensar en estas cosas, sin embargo, los Yakuza están ahí, y tienen demasiado poder e influencia.

Con más de 300 años de historia respaldándolos, y más de 100,000 integrantes (que realmente parece poco si lo comparamos con más de un país latino), los Yakuza tienen un gran poder en la política, junto a varias de las empresas más grandes.

 

¿De dónde provienen los Yakuza?

Es normal pensar que los delincuentes vienen, simplemente, de una serie de malas decisiones, y un entorno de pobreza. En el caso de los Yakuza, esto no aplica, o al menos, no del todo.

Volviendo a la época feudal, cada señor tenía ejércitos de Samurai para proteger sus tierras durante las guerras. Pero, cuando Japón se vio obligado a modernizarse, todos estos Samurai fueron despedidos, convirtiéndose en Ronin, es decir, Samurai en desgracia, que ha perdido a su señor.

Muy pronto estos Ronin tuvieron que buscar una mejor forma de vida, ya que habían perdido su empleo y razón de vivir. Es entonces cuando varios de estos comenzaron a organizarse, para seguir protegiendo las ciudades, pueblos y aldeas de los que fueron echados antes, recibiendo su pago en comida y ciertos privilegios, de parte de los mismos ciudadanos.

Al principio esto era más parecido a un acuerdo mutuo, ya que habían pueblos que realmente requerían la protección a la que estaban acostumbrados, pero esto rápidamente se fue convirtiendo en corrupción, pidiendo cada vez más cosas y pagos a los lugareños, extorsionando, y cometiendo varios crímenes.

Debido a estos privilegios que se les otorgó, más los que poco a poco fueron tomando a “puño de hierro”, que terminaron por alcanzar el poder que tienen hasta el día de hoy, tomando decisiones políticas, logrando cierto tipo de “inmunidad”, organizando casi en su totalidad todo el crimen de Japón.¿El mal de Japón?

Lo más curioso de los Yakuza es que, de hecho, casi le hacen un favor a Japón. Esto se debe a que al tratarse de crimen organizado, con una influencia tan grande, muchos sociólogos afirman que su sola presencia mantiene los índices de criminalidad no organizada bajos, ya que ellos se encargan de mantener su “territorio”, lo que disuade a muchos jóvenes de cometer pequeños delitos. 

Básicamente dan a entender que, o formas parte de ellos, o desapareces. Como es común en la cultura japonesa, no hay muchos puntos medios que digamos.

Otra cosa a resaltar es que, a pesar de ser criminales, siguen teniendo un sentido del deber con el país, cosa que han demostrado múltiples veces al ofrecer su ayuda a las víctimas de desastres naturales. Con esto nos referimos, por supuesto, a los Yakuza de alto nivel, que toman estas decisiones, no a los Yakuza en general.

Por suerte para Japón, aún con todo ese poder e influencia, en los últimos años su presencia ha ido disminuyendo un poco, lo que indica que tal vez en un futuro puedan al fin deshacerse de este grupo criminal.

 

Los clanes

Los Yakuza se rigen por clanes, por ello, no tienen un jefe, o líder general, sino que cada clan tiene su propio líder, que suele estar en conflicto constante con los otros clanes o bandas.

Dentro de cada clan, se lleva una jerarquía piramidal, donde los superiores son sumamente respetados. Además, todos suelen cumplir con códigos de honor, respetando y protegiendo a los demás miembros. Esto es sumamente importante para ellos, por lo que de no cumplirlo, serán echados o eliminados del clan.

Se estima que existen más de 3000 clanes Yakuza en todo Japón, dando el total de poco más de 100,000, pero claro, esta suma puede variar un poco de la realidad.

Yakuza

Los tatuajes

Los Yakuza son la razón por la que se discrimina tanto a las personas con tatuajes, ya que al iniciarse como Yakuza, es necesario que los nuevos miembros se tatúen una parte del cuerpo, como muestra de compromiso.

Claro que, los tatuajes no serían tan problemáticos si solo se tratara de tatuarse una pequeña marca. Los Yakuza comienzan con algo pequeño, pero a medida que aumenta la experiencia, y el nivel dentro de la jerarquía, los tatuajes son aumentados, llegando a cubrir gran parte del cuerpo.

Estos señalan el clan, la identificación, la posición y dedicación del integrante. Y no basta con ir con cualquier tatuador, sino que cada uno de estos se hacen con la técnica llamada Tebori, que es conocida por ser la más dolorosa de todas, siendo a su vez, una muestra de la capacidad de resistencia y fuerza del Yakuza.

El que una persona lleve sus tatuajes a la vista es mal visto no solo por el japonés promedio, sino por los mismos Yakuza, ya que al ser la identidad misma de la persona, no es algo que puedan mostrar por ahí. Por ello los Yakuza suelen cubrir sus tatuajes en todo momento.

Como recomendación, si tienes tatuajes, y quieres entrar a un baño Onsen en Japón, lo que puedes hacer es colocarte pegatinas especiales que venden en ciertas tiendas, ya que de lo contrario, pueden prohibirte la entrada.

Ninguna Respuesta

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!