El Teatro Kyogen, relatos cómicos y satiricos

¿Qué es el Teatro Kyogen?

El Teatro Kyogen, relatos cómicos y satiricos

El teatro Kyogen podrá no ser tan reconocido internacionalmente como el Noh por sus máscaras y rituales, o el Kabuki por sus maquillajes y danzas, y, sin embargo, es el más antiguo de Japón.

Se trata de un teatro cómico, muy alejado de las tragedias románticas del Kabuki, y de las obras morales y religiosas del Noh. Con un toque sarcástico, este tipo de teatro se enfoca en contar historias que entretengan al público, los haga emocionarse y reír, mientras bombardea la mente del espectador con mensajes y enseñanzas de los distintos principios budistas.

Como siempre, es casi imposible que un arte japonés no revele, de una forma u otra, rasgos de su cultura y su estilo de vida. En este caso, las historias dejan bien en claro su mensaje, siendo durante mucho tiempo, un medio para la enseñanza y el adoctrinamiento.

Esto no quiere decir que se usara como un medio político, sino que, se centraba por completo en la moral y los temas contemporáneos, para así mostrar la realidad en la que se vivía, mientras recuerda cuál es el deber de cada uno. Por supuesto, esto mismo sirvió muchas veces para señalar sucesos y decisiones cuestionables del momento, evitando las represalias.

Como dato interesante, varias de sus obras cuentan las historias de «Taro», un joven, que por lo general es humilde, el cual cuenta con una gran astucia, gracias a la cual, se burla de los aristócratas, sus amos, y todos los que encuentra en su camino. Algunos de estos cuentos han salido del teatro y pueden encontrarse en libros infantiles japoneses, así como alguna que otra canción.

 

¿De dónde surge el teatro Kyogen?

Con inicios en el siglo VIII, se cree que el teatro Kyogen, al igual que muchas otras artes y tradiciones, fue importado, por así decirlo, de China.

En aquel entonces existía en China un tipo de entretenimiento de la corte muy aclamado, llamado Sangaku, también conocido como Sarugaku. Se trataba de una serie de presentaciones de acrobacias, pequeños relatos cómicos, y espectáculos de magia.

Algunos afirman que de este surgió tanto el Kyogen, como el Noh, sin embargo, debido a las características tan específicas del teatro Noh, no se tiene claro. De cualquier manera, el teatro Kyogen comenzó desde antes que el Noh, y posteriormente, creció con este.

El Teatro Kyogen, relatos cómicos y satiricos

Su relación con el teatro Noh

El teatro Noh, del cual ya hablamos en profundidad en este post, es un tipo de teatro japonés fuertemente relacionado con la mitología, los dioses, los conceptos morales y los rituales. Es considerado en sí mismo un ritual muy particular, por lo cual, resulta extraño ver cómo este se relaciona con el teatro Kyogen.

Desde que el teatro Noh se moldeó con base a normas estrictas para volverse un «verdadero arte», alrededor del siglo XIV, momento en el cual el Kyogen ya estaba regido por sus propias reglas y disciplinas, ambos tipos de teatro comenzaron a llevarse a cabo una al lado de la otra.

Se convirtió en una costumbre el presentar pequeñas obras Kyogen como intermedio en las obras Noh, y viceversa. Esto fue con el fin de dar un pequeño respiro al drama que supone el teatro Noh, relajando el ambiente con pequeños relatos cómicos.

De esta manera, en el espacio que había entre un acto y otro, se volvió casi imprescindible el tener una pequeña obra del teatro contrario. Esta es una tradición que sigue en pie hoy en día, aunque dependiendo de la obra y la familia que la presenta, la cantidad de obras de entre-tiempo pueden ser de mayor o menor cantidad y duración.

 

Las escuelas Kyogen

Este tipo de teatro se dividió en tres escuelas, que definieron las normas y técnicas empleadas.

  • La Okura, que cuenta con alrededor de 180 obras antiguas en su programa.
  • Sagi, que desapareció a finales del siglo XIX, con la llegada de extranjeros, y la caída del gobierno Tokugawa.
  • Izumi, con 254 obras antiguas en su programa.

 

La decadencia del teatro tradicional

Durante el siglo XX los cuatro tipos de teatro japonés estuvieron en peligro, en gran parte debido a tres razones. La primera, la Segunda Guerra Mundial, en la cual Japón estaba sumida en la guerra, y posterior pérdida, que se llevó la vida de muchas personas, entre ellas, muchos artistas de estos rublos.

Luego, tenemos la depresión de la crisis económica, lo que llevó a la pérdida de teatros que habían logrado sobrevivir a todo el caos de la guerra. E incluso después de todo esto, cuando Japón logró recuperarse, uno de los problemas más fatales a los que se enfrentó fue la falta de interés.

Con la llegada de los extranjeros que se movían constantemente y traían consigo miles de cosas, costumbres y arte completamente distinto y nuevo, el interés por las artes tradicionales fue menguando, hasta casi desaparecer. Al no tener espectadores que pagarán las entradas, ni una exposición grande entre la terrible competencia con los extranjeros, solo unos cuantos teatros afortunados y dedicados lograron mantenerse en pie.

Hoy en día, cada vez son más las personas que se interesan por estas artes, ya sean japoneses o extranjeros, que quieren revivir cada uno de los estilos de teatro. Algo bastante sorprendente, es que en el teatro Kyogen se encuentran varios de los pocos actores extranjeros que tiene Japón dentro de estos teatros.

Si a esto le sumamos la reincorporación de las mujeres al teatro, luego de varios siglos de prohibición de su oficio, da como resultados a muchos jóvenes dispuestos a sacar a flote las artes.

Ninguna Respuesta

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!